sábado, 30 de marzo de 2013

QUISIERA...



A veces quisiera ser un robot, haber sido creada por algun loco inventor, que queriendo jugar a ser dios, se dedico a desarrollar humanoides identicos, sin individualidad, apilados unos tras otros, con sistemas exactos destinados a cumplir funciones especificas. Objetos que parezcan personas, pero que siempre reaccionen con tanta ecuanimidad que nada los inmute, objetos "casi" perfectos, que parezcan indestructibles, inalterables, con movimientos exactos sin espontaneidad. Androides que tengan siempre la misma reaccion cuando sientan que el sol calienta sus mecanicos cuerpos.
Pero no lo soy!!!!
Soy imperfecta, pasional, estridente, iracunda, explosiva, profundamente sensible, tristemente hiriente, aunque no este orgullosa de serlo.
Mi ecuanimidad se reduce a 0 cuando el dolor me lacera la piel y aunque no lo desee, me lastimo facilmente.
Para mi la piel es importante, para mi el universo puede estar en un beso, una caricia o una manana calida sin ropa,  me gustan los companeros, pero tambien me gustan los amantes.
Lo siento, pero para mi la vida es la alegria de la paz risuena y el caos escandaloso de la guerra, no me gusta vivir en un invernadero, verdadereamente cuando la ira se suelta de la cadena donde permanece amarrada.................... no mido  las palabras porque el dolor es de su misma dimension.
La politica y la diplomacia no son mi fuerte cuando me siento perdida en el desierto.
Me fastidia la arrogancia impasible del zen, me molesta la falta de accion cuando aparece un problema y el otro espera que se resuelva solo, o el inicuo efecto de una pregunta formulada con la mas perturbadora calma cuando las armas estan preparandose.
Shiva lo destruye todo cuando el fuego me quema.... es asi de potente que trato de apagar el incendio con toda el agua que tenga a la mano, pero el calor es mas fuerte.
Quien parece no  decir nada y lastima con las dagas de las palabras, clavadas habilmente siempre sera un estratega de falsa paz disimulada con autocontrol aprendido.
Yo que  soy hecha de fuego, lanzare algunas piedras incandescentes con furia, que finalmente no diran nada y dejaran quemaduras que no tendran donde asirse. Quien se calla y te apunala en silencio, solo  cuando deja salir lo que realmente piensa, siempre sera el pacifico vencedor.
Quisiera ser fria y racional todo el tiempo... lastimosamente no lo soy!!!

martes, 26 de marzo de 2013

BRILLAR ENTRE LA BRUMA!



Vengo de un pueblo pequeño, donde el que todos se conozcan es una maldición, donde lo único que pasa entre casa y casa es el viento y donde tristemente, los roles de las mujeres y de los hombres están claramente marcados y definidos. Las mujeres obedecen, callan, aguantan y además tienen la mala costumbre de descargar su ira y frustración contra otras que se salen de esto, poniéndoles etiquetas ofensivas.
Por eso cuando era niña, quería ser niño, los hombres tenían tantos privilegios, tanta "libertad", solo bastaba con que existiesen, para que al menos se les tomara en cuenta.
Yo... delicada.... avispada desde pequeña, "alentada" como decía el Tío Emilito, siempre estuve en el limbo, no calzaba con los mujeres que me rodeaban, tampoco en el grupo de hombres primitivos, que mantenían silentes a las mujeres.
Cuando fui creciendo, la vida me demostraba cada día, cuan acertada estaba al querer ser varón, mi adolescencia transcurría en un ambiente donde mi abuelo, al que adoraba, se transformaba en cavernícola al gritarle a mi abuela, un tío del cretásico, que le esculpía la cara a golpes a su mujer, un mundo donde la infidelidad era idiosincrasia masculina.
Sentía que no podía escapar de ese entorno agresivo y que tener pareja era un deporte de alto riesgo... para mi libertad. Con el tiempo el temor me abandonó, porque yo lo asusté y empecé a gritar, a cantar a pedir igualdad.
Tomar decisiones sola desde muy joven, me ayudó a quitar de la cabeza eso de que "todos son iguales", porque tengo la suerte,de haber conocido tipos tan amables, sensibles y dulces que fueron capaces de ablandar mi blindaje. También me he ido ganando el respeto de aquellos viejos errados, en mi consulta he tenido que traer al siglo XXI algunos hombres que vivían en la inquisición, así que esta bruja hace magia y hasta me he inventado una máquina del tiempo.
He tenido algunos amantes, es divertido estar a la par de ellos, soy increiblemente maternal, incluso con las bestias que más perdidas están, soy tan firme que a veces parezco de roble... mi femineidad se percibe de lejos, mi fuerza, mi capacidad de sonreír en la debacle, me hacen ser yo... me han criticado, incluso las mismas mujeres.. en el fondo es la cosquillita de la envidia la que hace que a veces, mis palabras o serme fiel les levante tan bajas pasiones... pero así soy... una mujer que brilla entre la bruma.

miércoles, 6 de marzo de 2013

STEFAN OBANDO!!


Hago una fila interminable en la Corporación Nacional de Telecomunicaciones, luego de dos horas distrayéndome y perdiéndome en un libro, llego a la ventanilla para pagar por no quedarme "desconectada" del mundo virtual ... lo primero que oigo es: "El internet está a nombre del señor Stefan Obando??... Tan acostumbrada estoy de que me cambien de sexo por los múltiples apodos que me han puesto, que van desde "Payaso", "Come muertos" hasta "El Loco Murdock" como me llama mi hermano jajaja. Que esto de constar como Stefan en la planilla de un servicio básico  solo es una raya más al tigre.
Porque es cierto que dentro de mi vive un Stefan, de hecho mi abuelo me decía así.
Soy un Stefan que de niñ@ prefería coger un libro y marcharse lejos, refugiándose en sus hojas para hacer un poquito más intensa su realidad, el/la que organizaba a los niños en La Esperanza y que exigía al regresar a casa luego de jugar todo el día, una buena atención a la hora del Bufet para todos "mis amigos".
El/la adolescente silente que lo veía todo con ojo crítico y lejano y que aprendía observando. La/el que se construía un espacio para jugar a ser independiente a sus 12 años.
El/la que temía al amor, a quien le encantaban los hombres, siempre que fueran sus amigos. La/el brigadiere insolente que se plantaba contra la autoridad de los policías encargados de su educación vial.
El/la estudiante ávid@ de comerse libros para obtener un título para sanar, la temprana amante pasional, loca y salvaje.
La novia inolvidable de niños perdidos que se quedaron para siempre como Peter Pan.
La/el amig@ amoros@, juguetona, leal, direct@, dulce. Profesor/a que niños y adolescentes miran como si tuviera su misma edad pero a quien respetan.
La hija rebelde e inmoldeable para una y la hija irreverente, fuerte , decidida y dulce para otro. La/el que cuando está triste prefiere ponerse como fiera antes de sentirse vulnerable.
La/el herman@ "compinche" que lo sabe todo, y todo se lo calla para celebrarlo entre dos. Quien baila incansablemente, el/la aventurer@ alegre, quien canta sobre los huesos para aliviar sus heridas.
A veces soy un pequeño muchachito ...un Stefan Obando.. con cuerpo de mujer!