martes, 5 de abril de 2011

HABLAR CON UNO MISMO!


Hablar con uno mismo es contarse historias que te hacen reir,
al recordar lo que te hacía llorar hace tiempo.
Es como ver una caricatura sobre ti mismo
y poder reirte contigo y de ti.
Hablar con uno mismo, es tant sano como hacerlo con tu vecino,
para tener al menos una convivencia cordial y política.

Mi trabajo me permite hablar con partes de mi,
mientras lo hago con otros.
Me deja redescurir y descubrirme distinta.

A veces soy un espejo de feria, distorciono imágenes,
las agrando o las achico para luego reconstruirlas INTEGRAS.

Tomo pedazos de gente y las convierto en colages,
distintos de lo que fueron,
son obras de arte, complicadas, con mensajes ocultos,
con objetivos distintos,
hechos con técnicas diversas.

Me permito quitarme la vendas de los ojos
y colocarme un par de crisoles como gafas,
para preparame a ver lo desconocido y diverso.

Aprender, nos hace humanos, nos obliga a crecer.
Y yo aprendo cada día un poco más.. al HABLAR CONMIGO!